NOTICIAS
 
¡Servir para crecer!2018-10-06 10:09:34
Orizaba.- El Obispo Eduardo Cervantes Merino llamó a los cristianos católicos a servir para crecer ofreciendo oportunidades al prójimo según los dones que Dios le ha dado, reconocer lo positivo de los demás para poder hacer el bien sin falsas humildades ni complejos “el Señor no quiere humillados, sino humildes”, afirmó.
 
Es bueno sentirse importantes en cuanto uno es capaz de servir y aquí entra el Obispo, los sacerdotes, coordinadores de grupos pastorales y las religiosas así sea la “superiora”. Lo mismo sucede en la familia con los padres, hermanos y esposos, “si no soy capaz de servir no hago el bien”, insistió.

 

Jesús habla de lo bueno que es  sentirse o ser importantes pero, no con los criterios del mundo sino ante los ojos de Dios, que es el camino del servicio la disposición y entrega donde quiera que estemos.

 

De modo que si alguien es importante en el Reino de Dios, es aquel que no vale ante los ojos de los demás como  en el despreciado, el marginado, el migrante, en el niño de la calle, en el niño abortado y a quien no se le considera derechos, en el que no tiene oportunidades ni posibilidades, el que es abandonado por sus papás y quien acoja a ese, ve el rosto de Dios y hace el bien.

 

El mensaje de Dios este domingo ilumina la forma de construir el Reino no de un alto poder que oprime, sino de acoger en lo más sencillo la presencia grande de Dios, por lo tanto, el discípulo está llamado a no distraerse en cosas secundarias, sino aprender a darse en el servicio a los demás cuidando y defendiendo la vida ante el vulnerable, el anciano, el enfermo y abandonado.

 

Don Eduardo Cervantes Merino puntualizó en la necesidad de que como Jesús, los cristianos estén dispuestos al servicio de los demás  a morir para tomados de la mano  vencer el mal a fuerza de hacer el bien en una sociedad que se desgasta en ambiciones, en poder mal sano “y gente que se mete en negocios que no ayudan y que cuando hay un accidente en lugar de ayudar a sus hermanos en emergencia o peligro, se roban el cargamento… estas personas aunque traigan una cruz colgada en el pecho o una imagen religiosa en la cartera, no pueden llamarse discípulos de Jesús”.

 

Quien se encuentra con Jesús está  llamado a ser el primer servidor de todos; en Jesús no valen los títulos académicos si no están para el servicio social. Esos títulos son para la vida comunitaria capitalista; en la Iglesia no son importantes, el título que tenemos es como Jesús ser servidores de los demás, puntualizó.

 

Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia


 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba