NOTICIAS
 
Misión y desafíos del sacerdocio2018-08-09 16:00:40
*Semana de Formación Presbiteral.
 
Orizaba.- La misión y desafíos del sacerdocio en estos tiempos consiste en dar una respuesta al pueblo de Dios ante sus necesidades concretas; hacia afuera, el sacerdote busca Evangelizar, a pesar de la indiferencia o lejanía de las personas en la vida de la Iglesia, “y tiene que ser consciente de su formación, su ministerio y dar todo con pasión”, explica el Vicario Episcopal del Clero, Román Elías Oficial Gil.

Entrevistado en el marco de la Semana de Formación Permanente para los sacerdotes de la Diócesis, sostuvo que, los nuevos tiempos exigen cumplir la misión y sus desafíos. Como sacerdotes –admite- nos enfrentamos también al desánimo, a lo mejor también a la tentación del enfriamiento, de ya no ponerle todo el empeño a las cosas que hacemos y los tiempos que vivimos quizá van afectando a nuestra persona física.


Ahora, los sacerdotes van presentando enfermedades como el estrés, ansiedad o diabetes, se convierten en estadística, no están ajenos porque el ambiente de la actualidad los jala, los absorbe y es que antes de ser sacerdotes, son seres humanos, también enfrentan carencias y necesidades, pero con todo ello, deben seguir formándose para ser pastores íntegros.


La semana de formación permanente para los sacerdotes abrió con el tema: “Directorio para la vida y el ministerio de los presbíteros”, la última edición que sacó el Papa Benedicto XVI en el año 2013.


El documento fue presentado y analizado por el coordinador de la Pastoral Presbiteral en la Arquidiócesis de Monterrey, presbítero Roberto Figueroa.


Mediante este documento, se logra ir marcando las pautas para emprender un proceso de evaluación en la vida de los sacerdotes.



Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia


 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba