NOTICIAS
 
La misión no es una opción2018-07-10 12:27:08
Ponen en marcha Escuela de Formación Parroquial en Ixhuatlancillo
 
Ixhuatlancillo.- La presencia de las mujeres en la vida de la Iglesia habla de esa preocupación y posibilidad de mostrar con propio ingenio, la ternura del Evangelio. También llama a reconocer la dedicación, porque muchas de ellas son madres de familia, esposas, hermanas, abuelas e incluso algunas jefas de familia ya sea viudas o madres solteras que, a pesar de toda la tarea que implica, dan su tiempo y dedicación en esta causa de formación que también es para ellas.

 

Así explica el Vicario de Pastoral de la Diócesis, Demetrio Landa González, la presencia mayoritaria de las mujeres en la reunión previa a la puesta en marcha la Escuela de Formación Parroquial en esta localidad.

 

El Vicario de Pastoral encabezó la primera reunión de trabajo a la que acudieron a una primera grupos parroquiales y ahí abundó sobre la importancia de la misión que no es una opción, sino es esencial en la parroquia.

 

También, dejó claro que todas las parroquias deben tener un espacio de formación aunque las modalidades sean diferentes y de hecho lo tienen.

 

En lo sucesivo, serán los seminaristas quienes darán seguimiento por medio de su apostolado. Desde ahora, el sacerdote anima fundamentalmente a dar pasos para ser una parroquia misionera “que no es otra cosa, sino lo esencial de la Iglesia”.

 

Aunque sí acuden algunos varones a estas jornadas de capacitación y jóvenes, predomina la presencia de las mujeres que como siempre destaca no únicamente en presencia, sino en actuación en la vida de la Iglesia. La mujer es muy entregada en la causa de su Iglesia, aseveró el Vicario de Pastoral.

 

Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia


 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba