NOTICIAS
 
La presencia de Dios encabezada por la Virgen María2018-07-09 14:12:05
*Visita Pastoral en la parroquia de Inmaculada Concepción.
 
Ixtaczoquitlán.- El Señor está en casa, cercano en la procesión, con el saludo, la oración y el diálogo fraterno de frente a los desafíos de una comunidad en donde si bien se respira la presencia de Dios encabezada por la Inmaculada Virgen María, también hay realidades que duelen como la pobreza, la enfermedad y falta de oportunidades.

 

La pobreza se vive con dignidad, (buscando los medios para salir de ello), no esperar que alguien venga solucione todo, les dice el Obispo Eduardo Cervantes Merino en esta Visita Pastoral que el pueblo recibe con signos propios de las mayordomías, la danza, las flores, cohetes  y los cantos que se hacen oración lo mismo en la Misa que en los campos y hasta en la zona industrial de este territorio parroquial.

 

Les recuerda que Dios no está contento con la pobreza extrema, con el engaño, la injusticia e impunidad. Dios nos da su Palabra para hacerla vida y es luz que ilumina nuestras necesidades y realidades, dice en su mensaje ante  que recibe la Visita Pastoral con esperanza, alegría y gozo.



Visita a la zona Industrial

El trabajo es una bendición. Es la oportunidad de obtener un salario que permita el sustento para las personas que, con su empeño, capacidad humana, física y espiritual  desarrollan; de ahí que debe hacerse con honestidad, responsabilidad y calidad sin descuidar o atentar hacia lo material y mucho menos abusar de las bondades naturales que Dios ha permitido al hombre para el sostén.

 

El Obispo Eduardo Cervantes Merino, hizo Visita Pastoral y dejó este mensaje a trabajadores de la industria cementera y de acero asentadas en el territorio parroquial de la Inmaculada Concepción.

 

Tras sintetizarles la exhortación apostólica Laudato Sii, del Papa Francisco exhortándoles al cuidado de la Casa Común. Monseñor recorrió las distintas áreas donde se procesa, califica y controla la producción de cemento y acero. Bendijo a los patrones, a los trabajadores y sitios de trabajo donde llamó a obedecer lineamientos no sólo de calidad material, sino de seguridad y convivencia humana.

 

Que Dios los bendiga, que el Señor Jesús -que nos enseñó a trabajar y ofrecer nuestras obras a Dios en el trabajo, en hacer su voluntad- les ayude a crear aquí un buen ambiente bonito espiritual. “No podemos entender de otra manera la persona, separado lo espiritual de lo corporal, no podemos separar la realidad humana que somos un todo”.

 

Los cristianos cuando le ofrecemos a Dios las obras de cada día, ya estamos haciendo lo que Él nos pide, cuando hacemos con empeño cada actividad de nuestra vida le ofreces tu trabajo o actividad y tristezas o preocupaciones, añadió Monseñor estando en las empresas que dan empleo a poco más de dos mil empleados, lo que significa que unas seis mil familias.

 

“Así como controlan las plantas donde se elabora el cemento o el acero, déjense controlar por Dios… porque el hombre puede hacer un mundo sin Dios, pero ese mundo acabará por aplastar al hombre”.


TYASA

CEMENTERA


La visita con los niños

Esta visita quiere ser la cercanía de Jesús el Buen Pastor, imprime el mismo cariño del sucesor de los Apóstoles con el Pueblo de Dios, únicamente que ocurre de una manera más calmada para escuchar, dialogar y compartir no sólo el caminar físico, sino guiados por la voz del Espíritu Santo.

 

Cantos de alegría y entusiasmo de los más pequeños, se desbordaron en torno a la Visita Pastoral para luego hacerle preguntas al Obispo sobre su experiencia en la vida de la Iglesia.

 

Le hicieron obsequios tanto materiales como espirituales. El Obispo les devolvió oraciones para que sus papás los sigan educando en la fe y perseveren; les dio su bendición no sin antes explicarles el sentido de la visita. Les llamó a seguir cercanos a Jesús en todo camino y jornada.


 

La celebración de la Eucaristía

Dentro de la Eucaristía con la que inició la Visita Pastoral, el Obispo hizo reflexionar sobre los desafíos en la vida de los cristianos porque Satanás siempre se encarga de hacer las cosas difíciles. Pareciera que ha cobrado fuerza su maldad y de una manera estratégica daña a los hijos de Dios.

 

Situaciones de violencia, inseguridad, mentiras y engaños son obra de Satanás; no se analizan bien las cosas y se dividen las comunidades, se desbaratan las familias provocando el descuido de los hijos y ya no se vive en paz, “sin embargo, somos la familia de Dios… necesitamos que la santidad que nos hace hermanos cada día esté por encima de nuestro pecado”.

 

Monseñor Eduardo Cervantes animó a la comunidad a no dejarse llevar por las obras del mal, sino por los mandamientos como verdaderos hijos de Dios.


 

Visita a comunidades y enfermos

Dios inspira la creación de capillas como la de San José, donde se tienen expectativas de crear el centro de oración y celebración de la Eucaristía.

 

El Obispo visita a los enfermos en su hogar, anima a la comunidad a fortalecer la fe y solidaridad con los que sufren por la pérdida de la salud y el trabajo.

 

En el barrio de San José, cercano a la planta regional de tratamiento de aguas residuales, las familias enfrentan carencias materiales, pero su fe es clara y firme. Ahora la tarea es intensificar el estudio de la Palabra de Dios y ponerla en práctica.



 

La Renovación Carismática

En la Iglesia Católica nos une una sola fe, un sólo Señor y un sólo Espíritu. El único que salva es Jesucristo “la verdadera manifestación de Dios está en Cristo y en nadie más”, clarificó el Obispo a quienes participan de este movimiento que debe tener en su caminar, como todos los movimientos católicos, a la Santísima Trinidad.

No puede ser obra del Espíritu Santo aquella en donde no se atiendan indicaciones de Obispos y sacerdotes, pidió Monseñor no desviarse en sugestiones.


 

Mayordomos

La comunidad parroquial Inmaculada Concepción tiene 26 mayordomías en donde católicos comprometidos realizan fiestas cuidando costumbres y tradiciones sin descuidar la vida de fe.

 

Las fiestas de la mayordomía tienen larga historia que se transmite de generación en generación. Prevalece la preocupación por el mínimo interés de los más jóvenes.

 

Ante ello, la tarea es dar vida a la tradición para seguirla heredando sin descuidar los aspectos de evangelización y caridad. Que los ingresos o recursos de estas fiestas, se extiendan solidariamente con los más necesitados, que se haga caridad y no sólo fiesta con fuertes desembolsos económicos.




Visita a Zoquitlán Viejo y Cumbre de Tuxpango

Jornada de datos históricos, presentación de quehaceres y desafíos por circunstancias sociales y de fe fue lo que le fueron presentadas al Obispo de Orizaba durante el segundo día de Visita Pastoral.

 

Ante ello, en el primer punto de reunión, se le mostró a Monseñor “El Paredón”, sitió que los pobladores de Zoquitlán Viejo narran fue la primera iglesia de la región a la cual asistían personas no sólo de la localidad, sino también fieles de vecinos municipios ya sea caminando o en caballo con el fin de celebrar la fe.

 

Sin embargo, narra el Agente Municipal, Jesús Vera, que fue durante el gobierno de Plutarco Elías Calles que dinamitaron la capilla quedando actualmente ruinas, de ahí, el Obispo de Orizaba los exhortó a sentirse orgullosos de sus antepasados que cuidaron la fe a cuestas de todo y que, a semejanza de ellos, trabajen por hacer de su templo –no sólo material, sino corporal- un testimonio de que Jesús es el mismo ayer, hoy y siempre.

 

Animados en vivir plenamente en la fe, cuidar de la familia desde la educación en valores para evitar que los jóvenes desvirtúen su vida conduciéndolos a unirse a la ya tan de moda violencia, formarse como católicos para no dejarse llevar por las sectas que se han asentado en estas comunidades, fue lo que les solicitó tanto a los pobladores de Zoquitlán Viejo como los de La Cumbre de Tuxpango y al Consejo Parroquial.


"El Paredón"

Capilla de San Antonio de Padua, Cumbre de Tuxpango


Bendición del Cerrito

Cabe hacer mención que, la atroz briza que se presentó durante esta tarde no impidió que el señor Obispo asistiera a la cima del Cerro del Calvario con el fin de bendecir las obras que han iniciado desde que se ha recuperado este predio.




Matilde De los Santos / Marlene Vela

Buena Noticia

 

Datos:

*En la Visita Pastoral se bendijo un nuevo Ambón, donado por una familia.

*El Obispo concede Indulgencia Plenaria a la comunidad.

*Monseñor Eduardo Cervantes hace oración en la capilla de Adoración Perpetua adjunta al templo parroquial.

 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba