NOTICIAS
 
Un amor misericordioso en el corazón de Jesús2018-06-11 13:49:05
El Espinal.- A partir del encuentro con el amor de Dios, experimentado en Jesucristo, es de donde se deriva la distinción de un hombre de fe, por ello, en la alegría de Dios, se realizó la Misa de Fiesta Patronal en el norte de la ciudad con la presencia del Obispo Eduardo Cervantes Merino.
 
Quien participa de un grupo o se encuentra dentro de la Iglesia es porque se encontró con el amor de Cristo lo cual transforma el corazón, es una manera de entender la vida y entender el tiempo.

 

Ante ello, Monseñor animó a esta comunidad parroquial a que, a partir de la fiesta del Sagrado Corazón, no se aparten del amor de Dios en la experiencia personal, pero también les animó a buscar la experiencia comunitaria.

 

“Celebramos ese amor de Dios, esa misericordia, lo que Dios preparó desde el Antiguo Testamento de dejarnos el Cordero por su amor”.

 

Por este motivo, exhortó a que ese corazón ardiente de Jesús, desde esta fiesta, el corazón se parezca cada vez más al de Él, desde las diversas vocaciones se haga de ese amor servicio, sencillez, cercanía y una palabra de consuelo a los hermanos necesitados.

 

Citando a San Pablo, Monseñor Eduardo explicó que en la medida en la que estemos en unión con Él, en la medida que tengamos ese contacto con los hermanos, en que se participe de los sacramentos, se realice algo por los demás, es como entendemos la profundidad del amor de Cristo y experimentar ese sentimiento que sobre pasa todo conocimiento humano.

 

“Así, arraigados y cimentados en su amor de Cristo, podrán comprender con todo el pueblo de Dios, la anchura y la longitud, la altura y la profundidad del amor de Dios”.

 

Marlene Vela Mota

Buena Noticia


 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba