NOTICIAS
 
Privados de su libertad, pero no de la misericordia de Dios2018-04-12 11:20:22
*Reunión provincial de la Pastoral Penitenciaria
 
Orizaba.- Están privados de sus derechos al infringir la ley quizá, pero no están privados de la Palabra de Dios y pueden cumplir los mandamientos a pesar de su realidad “porque la misericordia de Dios y el Evangelio es para todos”, aseveró el Coordinador de la Pastoral Penitenciaria en la Diócesis de Orizaba, Lidio Limón López.

Al no estar impedidos de recibir formación y madurar en su fe, siguen recibiendo formación y Sacramentos. Todas las Diócesis del estado de Veracruz tienen Pastoral Penitenciaria y realidades que atender para miles de presos, según se dejó claro en la reunión de representantes diocesanos de Pastoral Penitenciaria de la Provincia Eclesiástica de Xalapa realizada en esta ciudad.


Aunque las personas están en la cárcel y pierdan sus derechos civiles, ciertamente la salvación también es para ellos y especialmente necesitan escuchar más la Palabra de Dios que les hace libres, aunque estén internos.


En varios penales hay gente con buena intensión,  se encuentra con Dios en sus realidades y su vida es completamente distinta “no están presos de pensamiento ni corazón y se nota en su modo de ser. Hay gente que hace su apostolado dentro del penal, están en proceso de conversión”, refirió el sacerdote.


Mientras purgan una condena de acuerdo a la ley civil, la Palabra de Dios está presente en su vida e indudablemente, quienes se acercan a la iglesia y a la capilla en el penal, tienen una actitud mucho más humana que los que no lo hacen.


Los hombres y mujeres en la cárcel han infringido la ley,  pero igual los mandamientos, entonces, ¿cuál es su situación?


Al final de cuentas el Evangelio es para todos y ciertamente que cuando se habla de pecados, algunos son mucho más obvios, pero cuando hablamos de arrepentimiento, todos estamos en el mismo nivel, eso es el reto del predicador que al final de cuentas todos somos pecadores y necesitamos de la misericordia de Dios.


Es más fácil predicar y que se escuche la Palabra de Dios en la cárcel a diferencia de lo que ocurre con la gente que decide ir a la iglesia porque lo necesita o porque tiene esa formación. En el penal la gente está ávida de escuchar y encontrarse con Dios, asegura el sacerdote.


La Iglesia Católica enfrenta el desafío de llevar el Evangelio a pesar de las difíciles realidades y aunque hay presencia de otras religiones, han llegado a una conclusión de la urgente necesidad de iluminar desde la fe porque en la cárcel no todos son culpables, hay ciertas injusticias  y requieren ser animadas las personas espiritualmente.


En el centro penitenciario de Zongolica, que es el único en el territorio diocesano de Orizaba, se atienden las necesidades espirituales acompañadas de obras de caridad para más de cien internos a los que se les celebra Misa, se les acerca el Sacramento de la Reconciliación y se les da clases de catecismo.


Durante la reunión de la Provincia Eclesiástica de Xalapa, el asesor Provincial Erick Aguilar García; y el coordinador Provincial de la Pastoral Penitenciaria, Héctor Rebolledo Hernández, coincidieron en la necesidad de ir ajustando estrategias, reglas y conductas para seguir acercando el Evangelio y la misericordia de Dios a los penales.


Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia



En voz de… “Es mucho más fácil predicar en la cárcel porque allá nadie evade a diferencia de la situación de afuera. Allá es difícil evadir la realidad de pecado, es mucho más fácil aceptar a Jesucristo que en otros lados es real la misericordia”.

Presbítero Lidio Limón López

Coordinador de la Pastoral Penitenciaria

 

 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba