NOTICIAS
 
Segundo Aniversario de la Casa de la Misericordia2018-03-13 15:07:24
Orizaba.- Con la providencia de Dios que se manifiesta a través de las personas y el equipo que va empujando todos los días, la Casa de la Misericordia va caminando en la caridad con los que más lo necesitan. “Dios misericordioso y providente, muchas gracias por estos dos años de caminar, te lo queremos decir Padre bueno con humildad a través del Sacrificio de tu Hijo en la Eucaristía”.
 

Así lo expresó el coordinador de la Pastoral Social, Marcos Palacios Cárdenas, al oficiar la Eucaristía en acción de gracias por los dos primeros años de servir a Cristo sufriente que cada día llega en busca no sólo de alimentos, sino de ayuda psicológica, tanatológica  y humanitaria ante distintas realidades.

 

Un grupo de católicos que presta sus servicios ha querido hacer no únicamente altruismo, sino ejercer el sacerdocio recibido desde el día de su bautismo, ese sacerdocio se pone al servicio y con amor a los demás. El reinado de Dios se ejerce por medio del amor a sabiendas que servir a los demás, no trae consigo ninguna recompensa económica ni gratificación y se vive con fe.

 

Vivir la fe significa tocar a Cristo. Todos los días cuando se abre la Casa de la Misericordia es para recibir la presencia y carne de Cristo en muchas manifestaciones a veces de dolor, otras de enojo y otras más de tristeza con necesidad de escucha, explicó el sacerdote.

 

Este servicio ha permitido que quienes sirven se vayan sincerando, haciendo más sensibles ante las dificultades de los demás que en primera instancia quieren ser escuchados, animados y acompañados según la realidad que les toca enfrentar.

 

Mientras los servidores viven su bautismo, el sacerdote ejerce su ministerio sacerdotal, ambos llevan al mismo servicio con la misma dignidad, porque nadie está por encima.

 

Para celebrar el segundo aniversario de este servicio y asistencia a la comunidad, quienes participan en este proyecto diocesano hicieron un examen de conciencia sobre aquellas veces que se han cansado y que no siempre han recibido como debieran a Cristo sufriente.

 

El padre Marcos Palacios pide también reforzar la oración para que Dios conceda hacer el equipo de Cáritas, que vayan ayudando a caminar en otros decanatos para fortalecer acciones de asistencia médica como el Hospitalito de Río Blanco atendido actualmente por una comunidad religiosa, pero requiere extender su servicio ordenado en aquella zona.

 

Que Dios conceda las personas indicadas para seguir caminando en la caridad con el hermano.

 

 Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia


 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba