NOTICIAS
 
La clave es respetar los mandamientos de Dios 2018-03-12 14:19:46
*Lamenta Iglesia hechos suscitados en pasados días.
 
Orizaba.- Por desgracia, la violencia no tiene sexo, se vive una situación en donde la delincuencia envuelve y seduce a todo tipo de personas, lamentó Monseñor Eduardo Cervantes Merino.

 

En conferencia de prensa, el Obispo dijo que la postura de la Iglesia es proclamar principios de valores, paz y reconciliación respetando los bienes ajenos. La clave es respetar los mandamientos de Dios; sin embargo, el mal es una situación en que todos podemos caer y el remedio para vencer el mal es la fuerza de la oración teniendo como un modelo de vida cristiana a nuestro Señor Jesucristo.

 

Llamó a entender que la paz es el principio fundamental para la convivencia y no habrá paz, sino existen estructuras de justicia en que realmente se cumpla con derechos y obligaciones. Es difícil alcanzar esa tranquilidad y paz sociales.

 

El respeto de instituciones –agrega- es que cada quien haga lo que le toca y en ese contexto dijo que la Iglesia sigue dando pasos para la formación en valores, pero sino hay base fundamental en la familia o Iglesia en casa es mucho más difícil alcanzar la paz.

 

Y es que hoy se justifica la desintegración familiar ante la situación económica porque todo mundo tiene que trabajar y se descuida la familia, pero es necesario hacer lo que a cada institución corresponde.

 

Sobre los hechos violentos ocurridos recientemente en la zona donde dos jóvenes mujeres perdieron la vida en un enfrentamiento armado, el Obispo no sólo lamentó que sean mujeres y estén armadas, sino que ha sido una constante ver cómo los jóvenes se siguen involucrando en asuntos de violencia y crimen organizado y han encontrado una muerte violenta, es la descomposición social y la pérdida de valores, puntualizó.

 

Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia


 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba