NOTICIAS
 
De la diferencia a la unidad2018-02-11 16:44:19
Orizaba.- Monseñor Eduardo Cervantes Merino animó a representantes de los distintos sectores del Movimiento Familiar Cristiano a seguir construyendo familias cristianas, aprovechando la riqueza de la iglesia “bendito Dios que hay diferencias, pero que sean para construir unidad porque la gran riqueza de la Iglesia es eso”.
 


Llamó a evitar la división en los sectores, parroquias o movimientos. Que cada sector –dijo-  anime la comunión de la familia, su parroquia y comparta con alegría la experiencia del Señor Jesús en sus ambientes, "qué bueno que hacemos marchas para defender la vida, sí al matrimonio, pero no haya nada como la educación y coherencia, conciencia  de los discípulos misioneros, todo está bien, no hay cosa más maravillosa de transformar la realidad por medio de la educación de los propios hijos en valores  principios".

 

Al celebrar la Eucaristía en la que participaron los representantes nacionales de la Pastoral Familiar y el Movimiento Familiar Cristiano junto con los secretario diocesanos de este movimiento católico, el Obispo insistió en la necesidades de compartir  los procesos catequéticos  permitiendo que los valores cristianos se anuncien y  profundicen para hacerlos realidad.

 

Desde la Pastoral Familiar, los matrimonios animarán y contagiarán a otros siendo luz por supuesto que hablando de Dios más con el testimonio que con la palabra, dijo en la homilía.

 

Hoy la familia necesita vivir la experiencia de Cristo y es por ello que exhortó a que con el acompañamiento y apoyo de sacerdotes, los matrimonios no duden en compartir temas de familia, para dar una luz desde su experiencia y salvar lo fundamental de la Iglesia y el mundo que es la familia.

 

Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia


 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba