NOTICIAS
 
Mantener encendida la lámpara de fe 2017-11-14 16:36:53
*Mensaje dominical de Monseñor Eduardo Cervantes Merino.
 
Orizaba.- Cada uno es responsable de su vida de fe, de llenarse de buenas obras porque  cuando el Señor venga por segunda vez, los cristianos no presentarán buenas obras ajenas, advirtió en su mensaje dominical Monseñor Eduardo Cervantes Merino.

El Obispo celebró la Eucaristía a temprana hora, dado que sale de la ciudad para participar de una jornada de trabajo en la Conferencia del Episcopado Mexicano.


A propósito de la Parábola de este domingo, donde se cita el caso de cinco vírgenes previsoras y cinco que no se prepararon para conservar encendida su lámpara para esperar la llegada del novio; el Obispo equiparó el caso de quienes a veces dicen: tú que estás más cerca de Dios, reza por mí.


Claro que sin duda se hace, pero hay que recordar que es responsabilidad de cada cristiano estar cerca de Dios, cada quien tiene que llenar su vida de buenas obras para que cuando el Señor venga, nos encuentre con esa lámpara de la vida y la fe ardiendo y podamos disfrutar del Banquete Eterno.


Es oportunidad de levantar nuestra mirada al horizonte y, como discípulos del Señor, vivir con fe y con alegría porque estamos llamados a la vida eterna, indicó.


Casi al final del Año Litúrgico, el Señor llama a estar atentos, nos levanta y pide esperemos con alegría el regreso suyo y nos propone esta hermosa Parábola del primer siglo de nuestra era al pueblo Palestino.


El mensaje es que, estemos atentos para llegar a la fiesta del Señor; la lámpara de la fe anima, llama a ser mejores, a iluminar a los demás por las buenas obras hacia la familia, el trabajo y a ser mejores personas a crecer en la relación con Dios dando la importancia a los Sacramentos en todos los ámbitos de nuestra vida, indicó Monseñor Eduardo Cervantes Merino.


Matilde De los Santos Parada

Buena Noticia

 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba