NOTICIAS
 
Los actos deben ser congruentes con el Evangelio2017-11-06 23:23:05
Orizaba.- Congruencia y capacidad de servicio es lo que se espera de los próximos servidores públicos que van siendo ratificados para ejercer su responsabilidad en el siguiente período de gobierno, consideró el padre Helkyn Enríquez Báez.
 
A propósito del mensaje dominical, el Vocero Diocesano refiere que,  cuando no somos congruentes entre la fe y la vida,  se origina una corrupción en nuestra sociedad y también se puede causar escándalo en la Iglesia.

El Evangelio este domingo habla  de un tema que se percibe en la experiencia cotidiana, "la falta de congruencia entre la fe y la vida hace que vivamos un mundo descompuesto como el que ahora tenemos", reflexionó.

Hoy se puede constatar la violencia, el clima de corrupción e inseguridad que se vive porque hay muchos sufriendo a consecuencia de la extorsión,  el secuestro y violencia generalizada. La Palabra de Dios nos da la respuesta   porque decimos una cosa y hacemos otro, por ejemplo:  Decimos creer en el Dios de la vida y promovemos signos de muerte a veces hasta se justificando algunas prácticas abortivas, decimos que creemos en un Dios de la verdad y empezamos con una cultura de la mentira piadosa  o la apariencia.

Extendió el ejemplo de cuando se dice creer en la rectitud y muchas veces torcemos nuestros caminos en la vida diaria y  el salmo nos dice que si confiamos en Dios, nos depositamos en sus brazos con la confianza que un niño tiene en los brazos de su madre. Si nos decimos hijos de Dios, debemos vivir como hijos de Dios se debe notar en nuestras vidas, en el ejercicio de nuestra profesión, del servicio público, de la vocación sacerdotal, en todo lo que  hacemos se debe manifestar el Evangelio.

Matilde De los Santos Parada
Buena Noticia

 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Más información
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba