Diócesis de Orizaba
NOTICIAS
 
La Virgen de Guadalupe es la luz que ilumina nuestros caminos2017-06-07 13:20:08
Cd. México.- El Obispo de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, pidió hoy a la Virgen de Guadalupe nos bendiga con la paz en la Diócesis, y a las autoridades recién electas para que sean más responsables, honradas y transparentes.
 
Que las autoridades en turno sigan haciéndo bien su trabajo y las recién electas, quienes ya ganaron con la mayoría de votos, participen en un ambiente de armonía; y que los ciudadanos seamos agentes de paz, insistió Monseñor.

Al culminar la celebración religiosa en la Basílica de Guadalupe hasta donde peregrinaron fieles y sacerdotes de los seis decanatos, Monseñor Eduardo Cervantes pidió que la Virgen Morena sea luz para encaninar nuestras prioridades diocesanas de Economía y Trabajo así como nuestro siguiente Plan Diocesano de Pastoral.

La oración de los peregrinos se extiende por los migrantes y las familias del campo que cada vez tienen menos oportunidades, especialmente en las comunidades de la región de Tequila y Zongolica.

Que  el Señor bendiga el trabajo en esas comunidades donde urge el cuidado de la madre tierra como medio para la subsistencia.

Que  los que se han visto en la necesidad de emigrar para sobrevivir, no olviden sus raíces, pidió en su oración Monseñor Eduardo Cervantes.

Los peregrinos también pidieron la intercesión de la Virgen María para  emprender con soporte los equipos parroquiales y la edificación del Seminario Mayor de la Diócesis.

Matilde De los Santos Parada
Buena Noticia




Nota:  Una bendición solemne a los peregrinos deseando un buen regreso a casa envía Monseñor Eduardo Cervantes Merino, lo mismo que a los trabajadores que hacen posible a través de los Medios de Comunicación la transmisión del mensaje de evangelización.

 
Ver todas las noticias
Ayúdanos a ayudar Cáritas de Orizaba es una organización sin fines de lucro que persigue permanentemente ayudar a aquellos a quienes más lo necesitan. Tu colaboración nos permite asistir a una gran cantidad de personas que viven en condiciones sumamente difíciles.
Todos los derechos reservados para la Diócesis de Orizaba